AYUDARLES A RECORDAR

Lo que estamos viviendo en estos momentos es una catástrofe para los seres humanos en muchísimos lugares de nuestro planeta. En este instante no hay certeza alguna sobre el alcance que puede llegar a tener la pandemia del Coronavirus, sin embargo, ya sabemos que entrará como dato importante en los libros de historia.

El hecho de que nuestras hijas y nuestros hijos, quieran o no, sean testigos de lo que está ocurriendo, tiene un impacto en la vida de todos nosotros más allá de tenerles ocupados durante la cuarentena o de tratar de sobrevivir física y psicológicamente lo mejor posible. Pienso que, con independencia de su edad, tienen el derecho de disponer de un documento personal suyo que, de manera sencilla y guiada, pueda recoger sus experiencias en primera persona. Este documento valdrá, en primer lugar, para dar cabida a las preguntas, dudas y miedos que puedan surgir, y, así facilitar a los adultos contestar y abarcar lo que vaya saliendo, y, en segundo lugar, para recordar esas experiencias en un futuro desde una posición de comprensión, empoderamiento y aprendizaje.

En los últimos tres días, este documento ha llegado a familias, profesores/as, maestros/as, terapeutas, psicólogos/as, colegios, asociaciones de familias y demás interesados/as en la Comunidad de Madrid. Las reacciones han sido tan positivas que he decidido hacer el documento accesible para todo quien quiera utilizarlo. Está pensado como un diario que se trabaja por semanas (y no a diario, para que sea más flexible y ameno). Se va a ir completando a lo largo de la cuarentena.

¡Ojalá os sea útil a todos y todas y que circule! Muchas gracias y mucha salud. Natascha Sánchez Hövel
Madrid, a 28 de marzo de 2020

La autora es antropóloga, especializada en antropología médica e intervención psicosocial, y trabaja como terapeuta familiar. Es colaboradora del Departamento de Psicología Social de la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado durante años en hospitales públicos con enfermos crónicos y, posteriormente, en un centro penitenciario como coordinadora de programas contra la violencia de género. En 2013, recibió el Premio Joaquín Costa por su trabajo sobre la donación de vivo en el trasplante renal.

El diario está dedicado a Adrián Tsedeke, un valiente superviviente.